En Portada

D´Angelo, el diseñador Bonaverense que viste a los famosos de Nueva York

Edwin D’angelo Ortiz es uno de los bonaverenses que con su gran talento ha cruzadofronteras. Desde que empezó su carrera como diseñador en la capital de la moda ha dejado en alto el distrito de Buenaventura, convirtiéndose en uno de los referentes en esta industria. Todo comenzó con su propuesta de mezclar la sobriedad americana con los colores del Pacífico colombiano.

Actualmente, es un claro ejemplo de superación personal, puesto que siguió sus sueños a pesar de las adversidades. Sus clientas son estrellas del espectáculo de la talla de Rihanna, Woody Harrelson, Patti LaBelle, Vivica A. Fox, Lil Kim, Wendy Williams, Nick Cannon, Laurie Metcalf, Angela Simmons, Wynona Judd, entre otros. Por eso, con su trayectoria y fama ha demostrado los valores de ser latino y negro. Entre sus colecciones más recientes se destaca la ejecutada en la ruta de la inclusión, liderada por Programa para Afrodescendientes e Indígenas de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), donde la moda se uno con lo social.

 

La historia de un inicio

Yo nací y fui criado hasta la edad de 13 años en Buenaventura. Mis padres viajaron a los Estados Unidos en busca del sueño americano. A mi mamá, en particular, le gustó mucho el sistema de este país y decidió que ese sería el ambiente para criar a sus hijos. Y se dio a la tarea de traer a toda la familia para Nueva York.

La transición fue un poco difícil, especialmente por el choque cultural. Sin embargo, conté con la bendición de tener a toda mi familia inmediata conmigo. Cuando recién llegué a este país nos radicamos en el borough de Queens, que en ese entonces se le conocía como “la pequeña Colombia ”.

Terminé el bachillerato en Nueva York y me matriculé en la universidad con la esperanza de cumplir el sueño de mis padres, el de ser abogado. Por eso, paralelo a mis estudios empecé a trabajar, medio tiempo con un bufete de abogados. Sin embargo, esa no era mi pasión.

Desde muy niño, aun estando en Buenaventura, mis sueños y mis juegos de niño era ser diseñador de modas. Siempre fui muy criticado por ser diferente tanto en mi familia, la escuela y particulares. Nunca me atraían los juegos tradicionales de los niños.

Por el contrario, me gustaba jugar produciendo desfiles de moda con mis figurines de plásticos y mi público imaginario. Los retazos que cogía de mis tías costureras, reemplazaban los carritos o armas de plásticos que mi madre con tanto esfuerzo nos mandaba a regalar del extranjero.
Ese deseo de creatividad, no se apagó con mi ida a Nueva York, sino más bien aumentó. Una vez me gradué de la universidad y me preparé para comenzar los tres años de la escuela de leyes me di cuenta de que no tenía ni el más mínimo deseo de continuar ese camino. Por eso, durante el tiempo que cursaba la universidad, conocí muchos amigos que estaban tomando carreras en el mundode la creatividad y fueron ellos quienes me introdujeron a esa red de personas creativas. Me rodeé de fotógrafos, maquillistas, peluqueros, etc. Por intermedio de ellos di mis primeros pasos en el mundo de la moda.

Desde que salía de trabajar del bufete de abogados, me iba con ellos a ver o ayudarles en lo que fuera útil en sus estudios de fotografías o desfiles. Algo muy particular que me pasaba es que en casi en todo los estudios, yo llevaba alguna prenda que rudimentariamente había confeccionado y casi siempre los fotógrafos o los asesores del estudio terminaban usándola.

Eso fue fortificando mi auto confidencia creativa. Pero mi historia empezó cuando mi hermana, Vanessa, iba agraduarse del bachillerato. Ella me pidió que le diseñara su vestido de gala de graduación, que fue todo un éxito. En ese momento me di cuenta que yo podría hacer esto como una forma de trabajo. Ahorré por casi tres años, todo lo que más podía, cuando reuní el dinero que me había propuesto me retiré de trabajar en los bufetes de abogados y abrí mi primera boutique en Harlem, el 2 de agosto del 2002. Esa fecha nunca se me olvida. A partir de ahí, no volví a dudar de mis sueños y comencé a construir lo que yo deseaba.

Tiempos Dificiles
“La clave está en aprender de los errores”

Al principio pagué por la novatada, empecé muy grande y demasiado rápido. No planifiqué las cosas muy bien. La boutique fue todo un éxito y fui víctima de ese mismo éxito. Yo me preparé para tener mercancía para tres meses y en la primera semana se vendió todo. Volver a surtir la tienda,fue todo un desafío. Sin embargo, eventualmente lo empecé a superar.

A los dos años, tuve que cerrar esa boutique y empezó en mi vida un periodo bastante incierto. No obstante, nunca desfallecí y por eso volví a abrir eventualmente otras boutiques, pero esta vez en barrios con zonas rosas en SoHo y Chelsea en NYC.


Enseñanzas

“De los grandes desafíos provienen los grandes aprendizajes”

De ese difícil proceso aprendí que menos es más, que las cosas deben hacerse sin recipitaciones, en pensar antes de actuar y en enfocarme en los detalles. Además, reconocí que no debía tratar de correr antes de gatear.

Quizás esta fue la lección mejor aprendida. A partir de todo eso empecé a tomarme mi tiempo en aprender y mejorar en el camino.
Pero sobre todo, aprender mucho y de todas las vertientes que alimentan la industria de lamoda. No solamente concentrarme en la parte creativa, sino en la parte de los negocios.
Retos

“Nacimos para superar adversidades y nunca desfallecer”.

Yo pienso que el mayor reto que yo he enfrentado en este negocio, y creo que es el de todos los diseñadores independientes, es el financiero. Hasta el día de hoy yo he sido en un 100% la única inversión en esta firma. Sin embargo, tengo cero deudas. Lo cual es bastante difícil de hacer, pero he sido bendecido por haberlo logrado. No todos los diseñadores pueden decir eso.

Victorias

“Debemos reconocer el fruto de nuestro trabajo”.

Mi mayor victoria es estar haciendo lo que me apasiona, de haberlo logrado a pesar de los obstáculos. Es importante sobrepasar las dificultades, por eso me alegra sentir que estoy creciendo y que lo mejor aún está por llegar. Yo luché por lo que me gustaba hacer y por eso me siento pleno.

Experiencias

“Nuestra esencia está en los momentos, somos un baúl de recuerdos”

Realmente le doy gracias al todopoderoso, por haberme permitido vivir todas las experiencias que he tenido desde que entré en este maravilloso mundo de la moda. He conocido gente maravillosa desde las celebridades como Tyra Banks, Nick Cannon,

Show More
Close